Menu

Paco Roca en la encrucijada

Blog, Entrevistas

Paco Roca en la encrucijada

Paco Roca en la encrucijada

Paco Roca (Frank Rock si hubiera nacido en Estados Unidos) es uno de los grandes autores que ha dado esta tierra de las flores, de la luz y del amor junto a los contemporáneos Daniel Torres, Mique Beltrán, Sento Llobell, Micharmut, Mariscal, Ana Miralles, Calpurnio, Pepe Moreno, Salvador Larroca o Cristina Durán y Migue Giner entre otros.

Dibujante incansable, ha transcendido el oficio de ilustrador y dibujante de cómics para narrar historias bellas, emocionales y que desde la aparente cotidianeidad tocan lo más profundo, y lo hacen sin avisar y sin estridencias, permitiendo que los lectores hagamos de caja de resonancia y decidamos hasta dónde queremos que se nos expandan las ondas de sus historias.

Historias de vida que, sin aparente vocación de serlo y por encima de sus contextos, en esencia acaban siendo atemporales. Obras que como el propio Paco y su forma de ser, han conseguido que infinidad de personas que nunca habían leído un cómic tuvieran su primera experiencia y además repitieran.

El medio aquí no es el mensaje y sus novelas gráficas están cocinadas a fuego lento con un trabajo sin fin, no sólo de guión, story y dibujo en todas sus fases, sino también de investigación y documentación.

En su prosa no hay juicios. Sí respeto, inteligencia, responsabilidad, honestidad y algo que sólo está la alcance de los maestros: la aparente sencillez, ya sabes; los recursos mínimos al servicio de la máxima expresión.

Cuando de pequeños todos teníamos la estantería repleta de copas y medallas de los campeonatos de fútbol, basket, balonmano y demás, Paco no conseguía ni las de ajedrez. Ahora los premios y merecidos reconocimientos no le caben en casa. Es probable que con el tiempo haya que llevarlos a la caseta de campo.

El premio nacional de cómic tuvo que ir a recogerlo a Teruel y con el objetivo de que no se perdiera por el camino o se equivocara de día o mes, allá que nos fuimos el grupo de amigos con él, pero eso si, para no entrar al majestuoso acto y quedarnos en la plaza del torico tomando birras como auténticos hooligans sin entrada. Desde entonces los Goya y demás reconocimientos a nivel nacional e internacional no han parado de llegar. Y Paco tan tranquilo. Nada, que no se le han subido a la cabeza, y eso que es bajito.

Esa también es parte de su grandeza.

 


 

Boke: Consciente o inconscientemente ¿convendría saber cuál es nuestra misión en la vida? ¿Cuál es la tuya?
(Venga, empecemos suave…. jajajajaja)

Paco: Caray, sí que empezamos fuerte. Creo que no tenemos ninguna misión en la vida, más allá de la biológica: reproducirnos y perpetuar la especie. Pero en ese periodo intermedio entre el nacimiento y la muerte algo debemos hacer. Cada uno rellena ese periodo de la mejor manera que puede. Unos se entretienen con la religión, otros aspiran a acumular riquezas, otros simplemente a sobrevivir… Pero todos intentamos encontrar la felicidad.

Me gustaría creer que mi misión en la vida es ser feliz e intentar hacer felices a los demás., o al menos no fastidiarle la vida a nadie.

“Es cierto que casi todos mis personajes son una especie de idealistas perdedores.”

B: Te lo pregunto porque no dejo de ver destinos y misiones en los personajes de tus obras; El Faro, El juego lúgubre, Arrugas, Las calles de arena, El invierno del dibujante, Los surcos del azar…

P: Es cierto que casi todos mis personajes son una especie de idealistas perdedores, pero que luchan estoicamente por mantener su dignidad, como si no pudieran escapar de su propio destino.

Me gustan ese tipo de personajes, los admiro, quizá porque yo no soy así y me gustaría serlo.

Posiblemente en la hoja en blanco es en el único lugar en el que me permito gritar contra lo que me parece injusto o luchar por lo que me parece digno de ser defendido.

B: La filósofa y entre otras cosas activista social Simone Weil decía que la belleza es la armonía entre el azar y el bien.

Nos conocemos hará unos 25 años (por nuestro común amigo MacDiego) y molaría decir que estamos igual pero nada más lejos de la realidad. jajajajajaja Sin embargo te veo con la misma ilusión y capacidad de trabajo. Incluso más. ¿Te ha dado tiempo a cambiar?

P: Sí, jajaja… no estamos igual que hace 25 años, sobre todo físicamente.
Creo que mantener la ilusión en lo que haces, enfrentarte a cada nuevo proyecto con la misma ilusión que cuando empezabas me parece de suma importancia.

Intento enfrentarme a cada nuevo proyecto como lo hacía en mis inicios: con ganas de explorar el medio, de buscar nuevos caminos… Y también de demostrar de lo que eres capaz, a ti mismo o a los demás.

Precisamente de esto hablaba con José Manuel Casañ en nuestro libro-disco La encrucijada (de próxima publicación) ¿Cómo se crea después de vender cientos de miles de discos? Sin duda ya has demostrado todo lo que debías demostrar y ya no te enfrentas a un nuevo proyecto con ganas de comerte el mundo.

Creo que ese es el momento en el que pierdes la ilusión, y una vez la has perdido ya sólo queda el “oficio”. Quizá sea eso a lo que llamamos “madurez profesional”, cuando ya hemos perdido la pasión, pero queda el oficio.

“Intento enfrentarme a cada nuevo proyecto como lo hacía en mis inicios.”

B: Inteligencia, conocimiento, estilo de pensamiento, personalidad, motivación y entorno favorable; los seis elementos que según Sternberg componen la creatividad y que identifico totalmente en ti.

El psicólogo estadounidense nos habla además de tres fases en el proceso creativo; generar la idea, analizar y valorar si la misma es buena y va a funcionar y la última es vender esa idea.

Un álbum no se resuelve en pocos días así que acertar con el tema es demasiado importante.

P: Hacer un libro es un trabajo largo y laborioso. En el mejor de los casos, lo que es la realización me lleva un año y medio, más todos los meses o años en el que voy dándole vueltas a la idea, documentándome y escribiendo el guión.

Por eso es muy importante para mí elegir la idea. Debe apasionarme, debe aportarme algo como persona, debe ser un reto profesional… porque durante todos esos años embarcado en el proyecto no puede dejar de interesarme ese tema.

Durante todo ese tiempo toda mi vida gira alrededor del proyecto. Es como si todo lo que viviera acabar de alguna forma en el libro: lo que oigo por la calle, los gestos de alguien que he visto, un libro que he leído, una película, algo que me ha pasado… todo acaba ahí metido.
Nunca mejor dicho, cada libro es una parte de mí.

B: Acabo de releer “La casa” y me he vuelto a emocionar.

He de confesar mis prejuicios respecto al formato horizontal pero este álbum tiene ese punto innovador en la narración y composición de las viñetas que me flipa y definitivamente disuelve ese recelo. Me encanta la historia, el relato de la aparente simplicidad costumbrista que sin juicios y con total maestría desvela la historia de tres generaciones de este país, donde me he sentido totalmente identificado. El tiempo y su paso, la simbología, la constelación familiar y sus movimientos… y sobre todo el “ahora te entiendo y me entiendo” como el reconocimiento más sincero y profundo no sólo a un padre sino también a uno mismo.

Gracias por esta obra maestra.

P: Es cierto que mucha gente es contraria al formato horizontal, les descuadra el orden en la estantería:) Pero si algo hemos conseguido con ese concepto llamado Novela Gráfica es precisamente es la libertad del autor, y eso incluye el del formato. Me parecía que ese formato horizontal hacía la lectura más íntima, más pausada… además me permitía explorar otras formas de paginación.

La casa es una historia del inevitable paso del tiempo, de los ciclos… Es también un homenaje a mi padre, un homenaje desde mi visión actual de padre.

“Me parecía que ese formato horizontal hacía la lectura más íntima.”

B: Por cierto, una curiosidad: observo que en cada viñeta dibujas todos y cada uno de los fondos aunque la escena sea la misma, además con soltura y sin buscar la correspondencia. La estantería del comedor en esas cuatro viñetas sería el ejemplo más descarado o enfático para transmitir…

P: El dibujar con detalle todos los fondos de la escena en cada viñeta es uno de esos tics que arrastras del medio. Realmente la lectura de un cómic es algo tan mágico que no es necesario dibujar el fondo en cada viñeta. Puedes dibujar una primera viñeta situando al personaje en una gran ciudad y en la siguiente viñeta no dibujar el fondo que a nadie le chirriará. Eso no funcionaría en el cine, por ejemplo. Así que dibujar todos los fondos no es algo necesario para la comprensión de la historia, es algo estético. A mí me gusta repetir muchas veces el mismo plano, la misma viñeta, alterando sólo pequeños detalles.

B: ¿Para cuándo sale La encrucijada?

P: La encrucijada es un libro-disco que llevo cuatro años trabajando con José Manuel Casañ, de Seguridad Social. El libro es una conversación entre los dos en la que hablamos del mundo de la música, del éxito, del fracaso, de la creación… En estos momentos lo estamos acabando y saldrá para noviembre de este año.

B: Allí nos vemos.

P: Que así sea.

 


Fotografía: Juan Martínez

 

Etiquetas: , , , , , , ,
0 Comments Leave a reply

    Leave a comment

    Your comment(click button to send)

    Share

    This is a unique website which will require a more modern browser to work!

    Please upgrade today!