Menu

Encuentro con Xavier Mariscal

Encuentro con Xavier Mariscal

Los diseñadores Boke Bazán y Modesto Granados, y la directora de la galería Pepita Lumier, Lucía Vilar, se encontraron el pasado noviembre en el programa de Abierto a Mediodía, dirigido por Ramón Palomar y asesorado por Juanjo Almendral, de la 99.9, con el gran diseñador Xavier Mariscal (Valencia, 1950). Éste es el resultado de tan fructífero encuentro:

RP: Juanjo, ¿cuándo conociste a Mariscal?

J: Hace muchos años… Pedro Porcel y yo teníamos una editorial, llamada Arrebato, a principios de los años ochenta, y nos volvíamos locos para que Xavier Mariscal nos hiciera un tebeo. Lo perseguíamos por Barcelona, por los restaurantes que frecuentaba, por todas partes a donde iba… No puedo más que hablar excelencias de él, porque siempre nos ha tratado exquisitamente, y como artista, no tiene parangón.

RP: ¿Te acuerdas de ello Mariscal?

M: Yo nací estropeado, no tengo memoria.

J: Al poco tiempo lo llamaron de la Generalitat de Catalunya para hacer toda la gráfica de las olimpiadas. XavierMariscal ha pasado del underground al mass media más absoluto, sin un término medio.

RP: ¿Algo que decir, Mariscal, después de estas bellas palabras de Juanjo?

M: Solo puedo añadir que le voy a volver a invitar a una caña. Eres maravilloso, Juanjo, por todas las tonterías que dices.

Lucía Vilar: Hoy se inaugura la exposición “La luz de valencia”, en la Galería Pepita Lumier, a las 20h dela tarde, y estará hasta el 5 de enero, así que os invitamos a todos a que veáis la exposición.

RP: ¿Os ha pasado como a Juanjo, que Mariscal os lo ha puesto difícil?

Lucía: No, no, a nosotros nos lo ha puesto muy fácil, por eso es un placer poder contar con él.

M: El placer es mío.

RP: ¿Qué nos podemos encontrar en la galería?

M: Impresos digitales, de tiradas limitadas, con la idea de hacer su obra también accesible, económicamente, porque a la mayoría de gente que le gustan mis dibujos, son como yo, que no tienen un duro. Aunque reconozco que lo que más me gusta de exponer mi trabajo en Pepita Lumier es la posibilidad de compartirlo.

Modesto Granados: La verdad es que el título de la exposición capta muy bien la luz de Valencia…

RP: Boke y Modesto, ¿podríais explicarnos quién es Mariscal? Y os lo digo a vosotros porque sois dos diseñadores valencianos de amplio recorrido.

Boke: Mariscal ya es lo suficientemente conocido, siempre ha sido un artista imbuido en la cultura underground, y es uno de los más representativos de la ciudad y del país, tanto en ilustración y diseño como en la pintura o el cómic. Es un tipo multidisciplinar, que ha hecho diseño de interiores, diseño de producto, gráfico… Saltó a la fama por la imagen gráfica de las olimpiadas del 92, aunque mucho antes ya tenía todo el respeto y honores.

Recuerdo que aquí en Valencia, en el año 88, la exposición en La Lonja: “Cien años con Mariscal” fue alucinante. Aquella exposición, me impactó tanto que supuso un punto de inflexión en mi forma de entender el diseño y el arte.

Es verdad que el 92 fue un año decisivo en la carrera de Mariscal, pero ese boom lo consiguió manteniéndose fiel a sí mismo. Y a partir de ahí, los casos de éxito han seguido sucediendo. Si España es una piel de toro, Mariscal ha tatuado una gran parte.

MG: En aquella época estaba en el instituto, en primero, y me cayeron todas. Lo mismo en segundo. Y una profesora, que nunca se lo agradeceré lo suficiente, me dijo que yo ahí estaba perdiendo el tiempo, y me preguntó qué quería hacer, y yo le dije que dibujante de cómic, y seguido de esto me animó a salir por patas del instituto. Al final, acabé en la escuela de artes y oficios, la actual EASD de Valencia, y la verdad, no sabía qué estaba haciendo allí. Recuerdo que cogía la moto y me iba con mis amigos a jugar a los dados y beber. Hasta que un día, en la escuela, nos llevaron a ver una exposición en La Lonja de Mariscal. Desde entonces, todo lo que tenía pensado hasta ahora que tenía que ver con el diseño, se me cayó al suelo. Ahora, por culpa de Mariscal, soy un diseñador gráfico, cuando podía haber estudiado perfectamente cualquier oficio que me diera más dinero y ser alguien más decente y honrado. Por cierto, soy un fan de los tebeos de Mariscal y de sus contestaciones en las entrevistas, junto a Albert Pla.

M: Para mí es muy importante compartir mis trabajos. Esa luz, esa manera de disfrutar, de vivir, de ver. Soy muy plasta, pero insisto, lo que más me interesa es compartir.

RP: El hecho que hayan subrayado tanta gente la influencia de Mariscal en sus trabajo y vocación, ¿te alegra o te es igual?

M: No me da igual. Aún pienso que tengo 24 años… Pero en una entrevista como esta te das cuenta que no tienes esa edad, sino casi setenta. Me alegra mucho estar aquí.

En la escuela siempre he sido un mal alumno, y nunca he sabido ni escribir ni leer bien, por eso toda mi vida he dibujado.

MG: Pero el tuyo siempre ha sido un fluir muy natural, donde las cosas iban saliendo poco a poco, sin pretender nada.

M: Sí que lo pretendes, o como mínimo, intentas pasarlo bien y que te paguen por ello. Y sí que es verdad que de vez en cuando te pagan o te invitan a alguna cervecita.

B: Y esto además rompe con los uf, esa clase de diseñadores donde todo pasaba por los seis ceros, y que nadie les tosía. Y de repente llegaba este señor y declaraba que las cosas le salían así porque no sabía dibujar o “a mí me pagan por aprender”… Y de pronto, la gente se quedaba desconcertada.

M: Vosotros, que os dedicáis a esto, sabéis que es el cliente el que asume el riesgo. Es decir, que, si a mí me piden algo, trato de encontrar la mejor solución que yo pienso para organizar esa información. Es lo mismo que me pasó con Cobi. Yo decidí hacerlo, pero quién se la jugó fue Pascual Maragall, que quería algo que rompiera. Son al final los clientes los que deciden.

B: Nunca ha habido unas olimpiadas que tuvieran tal efecto en el público.

M: Cobi representa un momento muy chulo en nuestro país.

Os habréis encontrado, a todos los reunidos, a clientes que quieran manipular vuestro trabajo.

MG: ¿Qué haces en estos casos, Mariscal?

M: Siempre les digo “¿ves esa puerta?”, pues si no te gusta, coge esa puerta y vete. Aunque también hay que matizar, porque muchas veces no se entiende un encargo con miras a resolverlo, rectificando. Siempre tiene que haber un diálogo y que haya razones, por supuesto.

MG:¿Cuál es tu relación con Japón?

M:A Japón he ido mil veces y sigo yendo, y creo que es una sociedad que tiene mucho que enseñarnos. Saben muy bien cómo mezclar la tradición con lo más contemporáneo. Desde cómo cuidan las plantas a cómo iluminan los bares, el cariño y respeto absoluto, vayas por donde vayas… Es impresionante.

MG:La primera vez que fuiste a Japón, ¿cuál fue tu impresión, recién desembarcado?

M:Tuve la suerte de ir en 1981 y no tenía apenas información al respecto del lugar al que iba. Cuando llegué al hotel, me dolían los ojos ante tanta y fascinante información. Es una sociedad muy femenina y muy niñera, a la que le encanta jugar.

MG: ¿Qué crees que ven los japoneses en tu obra para admirarla tanto?

M:No tengo ni idea. Les gusta que les engañen y a mí me encanta engañar.

B: Mariscal siempre ha llevado la bandera de la libertad por delante, le gusta lo que hace, y venir a Valencia, lo hace con mucho cariño.

J: Mariscal tiene casi setenta yo tengo casi sesenta, y vosotros tenéis casi cincuenta. Existe una diferencia de una generación entre nosotros. Cuando fui a la exposición de Mariscal en la lonja, recuerdo un tebeo de grapa titulado “Valencia”. Recuerdo que cuando lo cogí me preguntaba si aquello se podía editar. Aquella experiencia me abrió un mundo, porque sabía que se podía hacer mucho más.

B: Además Mariscal es una figura que allá donde ha habido una causa, ha estado presente.

¿En qué estás trabajando ahora Mariscal?

M: Estoy trabajando en un libro sobre la vida de una chica, de un personaje que nace con el big bang hasta convertirse en un ser humano. Son muchas páginas y ando muy liado. Me entusiasma mucho, pero es un trabajo que habla de nuestros ancestros y que me encantaría compartir con el mundo.

0 Comments Leave a reply

    Leave a comment

    Your comment(click button to send)

    Share

    This is a unique website which will require a more modern browser to work!

    Please upgrade today!