Menu

¿Por qué pasarse al e-commerce teniendo una tienda offline?

Blog, E-Commerce

¿Por qué pasarse al e-commerce teniendo una tienda offline?

¿Por qué pasarse al e-commerce teniendo una tienda offline?

Todavía existe una gran cantidad de negocios que no cuentan con tienda online. En el mundo actual es vital estar presente en internet y ofrecer tus productos y servicios desde la red. Si eres propietario de una tienda offline verás que es muy complicado comunicarse con tus clientes actuales y alcanzar a nuevos.

Crear un portal e-commerce puede ser la solución para muchos de tus problemas.

A continuación te presento las ventajas más relevantes de contar con un portal e-commerce para tu negocio.

Puedes obtener información de tus clientes para email marketing

Cuando realizas una venta en una tienda offline, es muy difícil que el cliente quiera dar un paso más y dar información personal para que le contactes en un futuro. Obtener información de un cliente a través de una página web es infinitamente más sencillo que hacerlo cara a cara.

Con la información que obtengas de tu cliente (por ejemplo en campos obligatorios de relleno para realizar una compra) puedes desarrollar campañas de email marketing. Estas campañas te ayudarán a mantener a tu cliente informado de las novedades en tu empresa y de los productos que puedan interesarle.

Cabe recordar que para conseguir que los clientes rellenen estos campos tiene que ser un proceso muy sencillo que no requiera más de medio minuto. Si es un proceso largo no lo harán e incluso podrías perder una venta.

El email marketing es todavía muy efectivo y puede marcar una gran diferencia entre tu negocio offline y el e-commerce.

Puedes alcanzar a tus consumidores a través de buscadores

Uno de los factores más importantes para las tiendas offline a la hora de atraer clientes es la localización. Si tu negocio no está bien situado, perderás una gran cantidad de oportunidades. Por otro lado, en los e-commerce existe la ventaja de los buscadores.

Gracias a los buscadores muchos de los clientes que nunca habían oído hablar de ti o de tu tienda te conocerán. Todo depende de la habilidad que tengas para posicionarte más alto, cuanto más arriba, más tráfico tendrás y más clientes verán tu e-commerce.

Para ello tienes que tener unas nociones básicas de SEO, como por ejemplo tener tu web bien optimizada, conseguir que cargue rápido, utilizar las keywords adecuadas, etc. También existe la posibilidad de posicionarte de manera rápida a través de las campañas de pago, por ejemplo con Google AdWords.

Aumenta la visibilidad de tus promociones

Muchas tiendas físicas tienen una gran cantidad de promociones buenas, pero no son capaces de alcanzar al número de clientes que les gustaría. Con un e-commerce podrás alcanzar un gran número de consumidores y ofrecerles tanto promociones online como offline.

Este tipo de promociones pueden enviarse, por ejemplo, a través de email y redes sociales, una tarea mucho más sencilla si cuentas con un e-commerce.

Permite a tus clientes comprar donde y cuando quieran

Si solamente cuentas con una tienda física, estás perdiendo un gran porcentaje de clientes que prefieren hacerlo de la manera alternativa, online.

Mucha gente prefiere comprar online simplemente por el hecho de evitar perder el tiempo en trasladarse en vez de poder hacerlo cómodamente desde el sofá de sus casas o en la oficina. Además una e-commerce permite a los clientes comprar cuando quieren, incluyendo las horas en las que tu tienda física está cerrada. Cada vez más los consumidores prefieren comprar online, algo que no ocurría en el pasado por falta de confianza.

Además, muchos clientes ven las e-commerce de las empresas para ver los productos, ver si está el producto que les interesa o simplemente descubrir productos nuevos para luego ir a la tienda física y adquirirlos. Muchos consumidores que navegan por las e-commerce siguen prefiriendo ir a la tienda física pero sabiendo lo que se van a encontrar.

Supone un gasto mínimo

Abrir una e-commerce no supone un gran gasto. Simplemente hay que invertir en el desarrollo de la web y en tenerla bien optimizada.

Cuando digo que supone un gasto mínimo, me refiero a que la inversión es muy baja comparada con la gran cantidad de ventajas que conlleva. Además, no tendrás que preocuparte en contratar personal para dar a conocer tu negocio o promocionar tus productos, ya que puedes hacerlo tú mismo a través de internet.

Ahorro de tiempo

Un comercio tradicional requiere mucho tiempo para poder realizar una venta, sin embargo, un e-commerce no te quitará mucho tiempo a la hora de obtener una venta. El producto puede ser pedido y pagado en apenas unos minutos.

No hay que malinterpretar este punto. Lo que no lleva tiempo es el que el cliente realice una compra, de hecho no te quitará nada de tiempo ya que se hace de manera automática.

Lo que lógicamente sí consume tiempo es el preparar las campañas, los emails y las promociones que vas a realizar en distintos medios para conseguir que un cliente haga un pedido a través de tu e-commerce.

Internacionalidad

Uno de los mayores problemas de un negocio tradicional es el de ampliar las fronteras y expandirse a mercados internacionales. Esto requiere una inversión y un trabajo muy grandes ya que es muy complicado alcanzar a los potenciales clientes de otros países, incluso de otras localidades de tu propio país. Es una gran barrera a la hora de expandir tu negocio y obtener nuevas ventas y mayores beneficios.

Con un e-commerce, lograrás aumentar la visibilidad de tu negocio (como he comentado anteriormente) y podrás alcanzar de manera sencilla nuevos clientes de otras localidades y países. Todo lo que necesitas es tener una buena página web y unas redes sociales optimizadas para alcanzar de manera adecuada a tus potenciales clientes. Estos clientes no tienen el mismo comportamiento que tus consumidores locales habituales, por lo que tendrás que realizar un estudio de sus intereses y sus hábitos de compra para poder alcanzarlos de manera eficiente.

Facilidad para introducir nuevos productos al mercado

Una de las mayores ventajas de contar con un e-commerce es la facilidad que te da a la hora de introducir un nuevo producto al mercado. El negocio tradicional requiere mucho tiempo y dinero para poder promocionar un producto y analizar la respuesta que los clientes tienen de él.

Sin embargo con un e-commerce, tendrás una gran facilidad para introducir el producto al mercado y promocionarlo a tus clientes. Pero la mayor ventaja es que obtendrás feedback instantáneo de tus clientes y sabrás si el producto funciona en el mercado o no, y tendrás una gran facilidad para redirigirlo a las necesidades de tus clientes.

Pero, ¿qué requiere un e-commerce?

Como hemos visto, un e-commerce trae grandes beneficios a una empresa independientemente del sector en el que trabaje. De todas formas, no es sencillo tener un buen e-commerce y que funcione de la manera esperada.

Para que un e-commerce traiga los resultados que queremos, hay que tener en cuenta varios factores:

  • Tener una buena página web, optimizada, sencilla y atractiva para que el cliente se sienta cómodo navegando y tenga la mejor experiencia posible.
  • Contar con una servicio de respuesta rápido y efectivo para cualquier duda que pueda surgirle al cliente en el proceso de compra.
  • Realizar una buena estrategia de marketing para promocionar los productos y atraer a los clientes a tu página web. Una buena forma de hacerlo es a través del email marketing.
  • Tener unas redes sociales en línea con tu página web, que transmitan el mensaje de tu empresa de manera adecuada y que compartan contenido y datos relevantes acerca de los intereses de tus consumidores.
  • Tener en cuenta el posicionamiento SEO y el SEM, ya que será uno de los principales canales de entrada de clientes para tu e-commerce.

En conclusión, un e-commerce traerá grandes beneficios a tu compañía de manera “sencilla” y con un coste bastante bajo. Además, el comercio tradicional y el e-commerce son dos formas de negocio perfectamente complementarias, de hecho, es muy beneficioso para ambas partes contar con la otra.

Pero también existe la posibilidad de contar sólo con una e-commerce, sin necesidad de tener tienda física. De hecho, la mayoría de las empresas nuevas de retail no cuentan con tienda física y sí con una e-commerce perfectamente optimizada. Lo que hoy en día no se debe tener es una tienda física sin presencia online.

Incorpora a tu comercio offline la posibilidad de ser e-commerce y verás cómo tus ventas aumentan, obtienes más clientes, ganas una mayor visibilidad y monetizas mejor tus campañas. Esto se traducirá en clientes satisfechos y mayores beneficios económicos para tu empresa, al igual que un importante crecimiento a nivel global.

E-commerce no es solo el futuro, es el presente, y muchos clientes necesitan verte en los medios online y ver tus productos para fiarse de tu empresa. Esto es una tendencia que se seguirá dando a lo largo de los años y aumentará de forma exponencial.

Si todavía no cuentas con un e-commerce, no dudes en ponerlo en tus objetivos para el 2018 y darle una oportunidad al mundo digital.


Macarena Vayá, Country Manager de España en Sortlist y especialista en posicionamiento SEO y marketing digital.


Créditos imágenes:

Bench Accounting Carlos Muza


0 Comments Leave a reply

    Leave a comment

    Your comment(click button to send)

    Share

    This is a unique website which will require a more modern browser to work!

    Please upgrade today!