Menu

Diseño gráfico para Nabucco, de Verdi

News

Diseño gráfico para Nabucco, de Verdi

Diseño gráfico para Nabucco, de Verdi

Nabucco fue la tercera ópera del genio italiano, y también fue el primer éxito arrollador de su carrera. En esta obra, estrenada el 9 de marzo de 1842 en el Teatro alla Scala de Milán, Verdi supo encontrar el término medio entre las innovaciones vocales y el gusto popular, dirigiendo su mensaje épico, el deseo obstinado de recuperar una Italia perdida que había sido segregada y ocupada por el imperio austriaco, de manera directa, al lugar al que había que hacerlo en aquel momento de la historia de su nación: al corazón. Lo cierto es que las palabras de Verdi parecían fabricadas a la medida para que el pueblo nacionalista italiano se reconociera en el sentimiento de opresión del pueblo hebreo y, a la postre, para que vinculara la invasión babilónica a la del imperio austríaco en Italia. El famoso coro Va, pensiero que tan bien cuajaba con los ideales del movimiento de independencia italiano (Risorgimiento), convirtiéndose el autor y su coro, sin pretenderlo, en uno de los símbolos del movimiento de la unidad de Italia.

 

Ahora esta emblemática obra vuelve a Valencia, al Palau De Les Arts, y lo hace de la mano del valenciano Jordi Bernàcer, en plena carrera internacional, donde se reencuentra en esta producción con los conjuntos titulares del teatro donde inició su andadura profesional, como son el director de escena Thaddeus Strassberger, la compañía Washington National Opera, la The Minnesota Opera y la Opera Philadelphia, acompañados por intérpretes únicos como son Plácido Domingo, Amartuvshin Enkhbat, Anna Pirozzi, Amartuvshin Enkhbat, Arturo Chacón-Cruz, Riccardo Zanellato, Alisa Kolosova y Dongho Kim, que serán iluminados por Mark McCullough y vestidos por Mattie Ullrich.

 

Nociones Unidas, en colaboración con el gran Juan Miguel Aguilera, es el estudio encargado del diseño gráfico del cartel de esta épica historia que consiguió movilizar a una nación. En el cartel se muestra, de forma simbólica, a un león dorado, que es una clásica iconografía de la dominancia, lleno de grietas, señalando con ello el paso del tiempo del sometimiento del pueblo. Del león sobresalen unas cadenas, convertidas en pájaros, una clara metáfora del pueblo liberado durante años de imperialismo, que se representa claramente con los versos de Verdi: “un pensamiento volando sobre las alas doradas de la nostalgia”, que evocaba en el celebérrimo canto de los esclavos del tercer acto de la ópera (Va pensiero sull’ali dorate) la tierra natal perdida por los hebreos en una triste queja. Esta imagen es el reflejo de una historia que es mucho más que una historia bíblica, es una parábola del comportamiento humano, que nos enseña que la cadena de la tradición no es tan indigna, enseñándonos con ello, a no mirar solo al pasado, sino también a poner un pie firme en el presente avanzando hacia el futuro.

 

Te puede interesar también: Diseño para Il Viaggio a Reims, de Rossini.

0 Comments Leave a reply

    Leave a comment

    Your comment(click button to send)

    Share

    This is a unique website which will require a more modern browser to work!

    Please upgrade today!