Menu

3 Portadas de discos de los 70s que marcaron un antes y un después en diseño gráfico

Blog, Uncategorized

3 Portadas de discos de los 70s que marcaron un antes y un después en diseño gráfico

3 Portadas de discos de los 70s que marcaron un antes y un después en diseño gráfico

Los años 70s marcaron un antes y un después en el campo de la música. Los avances tecnológicos dieron pie a nuevas posibilidades sonoras, llevando muchas de las propuestas musicales un paso más allá de lo establecido, jugando con las progresiones infinitas, el glitch sonoro o la experimentación con las máquinas. Estos avances también fueron acordes con los cambios que sufría entonces el diseño gráfico, dando lugar sinergias fascinantes entre música, concepto y diseño visual, hasta entonces nunca visto. A continuación, presentamos e indagamos sobre las portadas de tres discos cuya sincronía entre diseño y música, fueron únicas.

 

Led Zeppelin, «Houses of the holy», cover de la agencia Hingnosis

 

  • Buscaban algo grande, fuerte, poderoso, impresionante y mí Pero, ¿cómo representar eso exactamente?
  • Partieron de la idea del libro de ciencia ficción de Arthur C. Clarke «El fin de la infancia», que termina con una escena en la que todos los niños del mundo se juntan fundiéndose en una torre de fuego para dejar la tierra. Una imagen de niños que invocan en un lugar especial del que despegar en masa como energía espiritual o mental. Aquello era bastante factible y muy sugerente, así que parecía apropiado para representar la cover: la civilización escalando hacia un nuevo amanecer, un concepto tan mítico como la propia banda.
  • Pintaron de oro y plata a una familia en movimiento hacia una fuente de poder mágica, que representaba a la banda Led Zeppelin, fotografiada al amanecer en alguna localización sobrecogedora.
  • Prescindieron de representar adultos para tomar varias imágenes desde la parte inferior de las rocas únicamente de los dos niños por separado.
  • Se preparó un collage con treinta de las fotografías tomadas en el que incluyó a un total de once niños. La imagen final fue fotografiada e impresa en un papel de tonos ligeramente sepia. Sobre ella, uno de los trabajadores del estudio, Philip Crennel, fue aplicando manualmente mezclas sutiles de tintes, capa a capa, mediante pinceles y aeró
  • Para el fondo de la parte superior, se eligió un tono que partía del blanco hasta llegar al naranja brillante, que parece representar el apocalipsis, como si se tratase del resplandor de un hongo nuclear. La edición final que llegó a las tiendas llevaba una banda de papel blanco que se conoce como obi, al estilo de las estrechas franjas de tela que sirven para rodear y ceñir los kimonos japoneses.
  • Una portada sólo concebible, por su carácter dionisíaco, psicodélico y poético, tomada de forma totalmente artesanal, en un mundo definido por el movimiento de amor y paz en el que todos bailaban consumiendo ácido y corriendo desnudos por ahí. Quizá hoy podría ser inconcebible hacer una portada así.

 

 

Kraftwerk, «Autobahn», cover original del diseñador Emil Schult.

 

  • «Autobahn», de la banda alemana Kraftwerk, es todo un homenaje a la autovía y su desarrollo vertiginoso en los años 70. Una oda a la velocidad en clave sonora, donde el viaje a través del paisaje, el vértigo de la alta velocidad, la radio sintonizada en el dial y la monotonía de una travesía prolongada, se convertían en una constante.
  • El artista germano Emil Schult, fue el diseñador de buena parte de las portadas de la banda.
  • Se pueden encontrar en el mercado varias portadas, aunque todas ellas parten de dos diseños. El primero, el ideado por Schult para la edición alemana del sello Philips, que también se distribuyó en otras partes del mundo. Su portada y contraportada se debe desde el punto de vista del conductor de un vehí Así, en la portada se pueden ver la autopista con coches en movimiento, el paisaje con un sol estilizado y las montañas y las nubes en el horizonte.
  • Al sello Vertigo, responsable del lanzamiento del disco en varios mercados internacionales (entre ellos, España), no le convenció la portada de Emil Schult, así que encargó un nuevo diseñ El equipo artístico de su sede en el Reino Unido sugirió un enfoque minimalista: la señal internacional de la autopista, convenientemente adaptada para la carátula. Sobre un fondo azul, los dos sentidos de circulación de la autovía aparecerían representados por dos líneas blancas y, en medio, un puente de paso elevado cruzándolo.
  • De las dos portadas que ha tenido el disco, es la más recordada y celebrada.
  • El diseño gráfico de Autobahn» establecía así una sinergia fascinante entre la música, el concepto y el diseño visual. Otro dato útil a este diseño redondeaba la obra: no se acreditaba a su autor.

 

 

 

The Rolling Stones, «Some Girls», diseño de la convén de Peter Corriston

 

  • A la hora de elaborar su portada, The Rolling Stones quiso también apostar por algo nuevo, así que inauguraron su colaboración con Peter Corriston, quien sería también el diseñador de sus siguientes tres discos.
  • Peter Corriston contrató al ilustrador Hubert Kretzschmar, un estudiante de arte alemán recién llegado a la ciudad de Nueva York, para que le ayudase a hacer realidad una visión del mundo marcada por mentiras y falsas promesas.
  • Peter Corriston contrató al ilustrador Hubert Kretzschmar, un estudiante de arte alemán recién llegado a la ciudad de Nueva York, para que le ayudase a hacer realidad su visión.
  • Entre ambos dispusieron cuatro franjas de colores diferentes con cinco retratos de modelos con pelucas tomadas de viejos anuncios de los años sesenta. Debajo constaban distintas denominaciones empleadas para cada peluca, así como su precio. A ese texto añadirían, antes de la publicación del disco, los títulos de las canciones, una vez decidido cuáles irían finalmente en el á Los rostros de las modelos fueron recortados y troquelados, quedando su hueco en blanco.
  • Según Kretzschmar, en la portada combinó el tipo de trabajo que había estado haciendo a mediados de los setenta con una técnica de collage que empleaba habitualmente y en la que utilizaba fragmentos y trozos de cabezas, así como combinaciones de diferentes elementos grá Al mismo tiempo, incorporó recortes ya impresos en los que Peter Corriston había estado trabajando a partir del anuncio de la peluca de la revista Jet.
  • Para la funda interior, ambos empezaron utilizando aleatoriamente fotografías publicitarias de estrellas de cine de Hollywood. Según Mick Jagger, la idea era que cuando se quitase la funda interior del disco se tuviese otra visión diferente a la que se observaba a través del troquelado.
  • Se trataba de una afortunada y brutal mirada al mundo de los famosos que aparecen una y otra vez en los medios de comunicación y al rol que tienen en todo ello los paparazzi.
  • Era aquella una imagen audaz, una parodia al estilo de Andy Warhol que arremetía sin piedad contra la cultura de la celebridad.
  • La primera edición tuvo que ser retirada de la circulación y rápidamente se preparó otra para evitar las demandas. En la segunda se retiraron todas las personas retratadas, hubieran expresado su oposición a aparecer o no en el disco, a excepción de los componentes de la banda. Aquellos retratos fueron reemplazados por rectángulos de colores chillones con dos frases (“Perdonen por nuestra apariencia”. “Funda en reconstrucción”) escritas con una tipografía no muy distante de la empleada por el naciente estilo punk.

 

 

Artículos que también te pueden interesar:

 

 

Palabra clave: CoverArt

Tags: coverart, design, designgraphic, music, diseñográfico, diseño, ilustraciónportada, diseñográfico, 70s, ilustración, illustration, branding

0 Comments Leave a reply

    Leave a comment

    Your comment(click button to send)

    Share

    This is a unique website which will require a more modern browser to work!

    Please upgrade today!