Menu

Andreu Balius. Un gran tipo.

Blog, Entrevistas

Andreu Balius. Un gran tipo.

Andreu Balius. Un gran tipo.

Sí, detrás de cada tipografía hay un diseñador que pasa días y días tomando decisiones sobre gotas, orejas y colas y ejecutando alturas de asta, curvaturas de panza o blancos de ojo. Andreu es uno de ellos, un diseñador de tipografías, o de tipos, como él prefiere definirse.

Miembro de la AGI (Alianza Gráfica Internacional) y de la ATypI (Asociación Tipográfica Internacional) que ha premiado su trabajo en varias ocasiones y en cuyo congreso internacional de México tuve el placer de asistir a una de sus conferencias junto con lo más granado de este colectivo cada día más conocido, respetado y admirado.

Compañero como docente en el master de diseño e ilustración, es doctor en diseño por la Universidad de Southampton y también profesor en la Pompeu Fabra. En 2003 monta la fundición typerepublic.com y las tipos Pradell, Al-Ándalus, Barna, Mecano, Carmen o Taüll entre otras son hijas suyas y viven ahí con ganas de ver mundo y clonarse en miles de ordenadores de diseñadores con buen gusto.

A mi modo de ver Andreu en lo profesional significa amor y pasión por las letras, talento, viajes, perseverancia, trabajo duro, experiencia y maestría.

A nivel personal me encanta su amabilidad, respeto y generosidad.

Balius no va de nada y lo vale todo.

Boke: Tengo entendido que bailas lindy hop…

Andreu: Bueno… bailaba. Me gusta el lindy hop acrobático. Pero ahora ya no tengo tiempo para eso. Pero sigo escuchando ese tipo de música. Me gusta escuchar jazz, clásica, ska… y swing. Hace falta mucho swing en esta vida que llevamos. Lo bueno de bailar es que es una buena manera de hacer gimnasia sin tener que pisar el gimnasio. Y de mantenerse en forma, más o menos. Aunque cada vez me queda menos tiempo para eso.

De adolescente me gustaba mucho bailar. Los 70 y los 80 me marcaron mucho en ese sentido. Luego me he vuelto un poco más sibarita con eso. 

En el lindy hop es muy importante seguir el ritmo. Puedes improvisar todo lo que quieras (como en el jazz) pero hay que seguir el compás. Eso tiene mucho de tipográfico, si tienes en cuenta que la alternancia de manchas deben estar correctamente espaciadas mediante silencios: notas blancas y negras marcando el compás de la lectura, independientemente del soporte utilizado.

Diseño gráfico y tipografía

B: Los tipógrafos sois nada más y nada menos que los autores del chasis de la comunicación y por ende del diseño gráfico, energía vital para la calidad del mismo. No hay nada, absolutamente ninguna pieza de diseño gráfico sin tipografía.

Estoy convencido que ni siquiera los diseñadores somos conscientes del trabajo que conlleva.

¿Cuánto tiempo puede llevarte el diseño de una tipo? ¿Y su familia?

A: Depende.

Si se trata de un encargo, el tiempo dependerá de la fecha de entrega, según sean las necesidades del cliente.

Si se trata de un proyecto propio, entonces… no hay fecha. Hay proyectos que han conllevado periodos largos de investigación y experimentación, y cuyos resultados no han visto la luz hasta al cabo de unos dos o tres años. A veces más.

Lo normal, si se trata de un encargo, es trabajar entre tres y cuatro meses para una familia básica. Esto implica todo el proceso de diseño, reuniones, entregas parciales de versiones beta para testar y ajustes, hasta la entrega definitiva. Acostumbro a adaptarme a las necesidades del cliente. Si se trabaja en otros sistemas de escritura además del alfabeto latino —cirílico, árabe…— entonces el proyecto se puede demorar un poco más. Todo depende de lo extensa que sea la familia y la cantidad de sistemas de escritura que contenga.

La tipografía corporativa

B: ¿Con qué proyecto estás ahora?

A: Mmmm… bueno, estoy en un par de proyectos muy interesantes, por su complejidad y por la temática. Pero no se me permite desvelarlo. Por el momento son ambos confidenciales. Pero si puedo revelarte el proyecto que acabo de entregar hace apenas unas semanas: una tipografía para una cadena sueca de librerías. Tengo ganas de ver como la van a utilizar. Eso ya es algo que no depende tanto de mí.

Ahora voy liado con esos dos encargos, pero continuo trabajando en el proyecto Al-Andalus de diseño de tipos árabes. Aunque la versión árabe para Pradell ya está terminada, estoy ajustando algunos detalles y siguiendo con el tema de las tipografías multiescritura. Es algo que me interesa especialmente. El verano pasado, durante mi estancia en Beirut, empecé a trabajar en un tipo basado en el estilo Ruq’ah que quiero terminar. Pero, claro, el tiempo no da para más. Además, con Ricard (mi actual colaborador), estamos terminando una tipografía, originalmente diseñada para etiquetas de vinos y que pondremos a la venta en typerepublic.

En otro tipo de temas, acabo de diseñar y coordinar una pequeña publicación que recoge una serie de artículos sobre tipografía y diseño de tipos. Se llama «Lletraferits: reflexiones en torno a la letra». Ya ves que no tengo tiempo para aburrirme mucho. Me gusta tener varios frentes abiertos.

B: Sin duda. No paras.

La tipografía es la representación visual del lenguaje y a su vez es un lenguaje propio en sí mismo, con su propio tono, valores, carácter, personalidad y estilo. Una tipografía diseñada para una marca entiendo que ha de ser una extensión de su adn.

A: Por supuesto. Es parte de su comunicación integral. Los textos comunican también a través de la tipografía que se utiliza para su composición. A través del carácter de sus formas, la mancha del texto, lo que se conoce como «color» tipográfico. Todo ello contribuye a dar una «imagen» en las comunicaciones de una marca, producto o servicio.

Como bien dices, una tipografía diseñada a medida para una marca, una empresa o institución, es parte de su ADN.

B: Hay veces, como en el caso de la Carmen con Victoria’s Secret que son felices encuentros que funcionan muy bien y provocan que tuvieras que diseñarles una display para redondear la familia que necesitaba la marca para sus necesidades de comunicación.

A: Sí, es cierto. ¡Fue un buen maridaje! Al departamento de comunicación e imagen de Victoria’s Secret le encantó Carmen y me pidió ampliar el número de estilos para la familia. No solo con una versión Display en cursiva y un estilo Fine con mayor contraste, sino con estilos para texto.

Es interesante ver como una tipografía iniciada en una investigación sobre la tipografía romántica en España terminó poniendo titulares a la lencería fina de esta firma estadounidense.

B: Otras veces la marca lleva muchísimos años en el mercado y dan un cambio estratégico en cuanto a su política de identidad corporativa y saltan un siglo como es el caso de la tipografía para Lladró que desarrollaste en equipo con Pepe Gimeno.

A: Con Pepe Gimeno colaboré en los proyectos para Lladró y Valencia Turismo. Tengo muy buena experiencia de trabajar con él en esos proyectos. Siempre es un regalo poder trabajar con profesionales de la talla de Pepe.

El diseño de una tipografía corporativa

B: ¿Cuáles son las fases para la creación de una tipografía corporativa?

A: Cada proyecto es en sí un viaje. Una camino que hay que recorrer, y con el que vas a aprender.

Trabajar en tipografía corporativa es entender las necesidades del cliente. Es fundamental disponer de un briefing/encargo claro. Que el cliente sepa que es lo que quiere y lo que necesita. En ese punto, puede ser necesario un contrabriefing para acabar de definir el proyecto o ayudar al cliente a definirlo mejor. Esto es fundamental.

Del briefing a los primeros bocetos es el primer paso: disponer de un pequeño texto o unas pocas letras que ayuden a visualizar lo ya definido en el propio encargo.

Una vez obtenido el primer feedback, ya se avanza más rápido hasta tener una primera versión beta de la fuente. Normalmente con un espaciado más o menos decente pero sin pares de kerning y con algunos ajustes todavía por hacer. Con esa versión beta el cliente puede instalar la fuente o fuentes —si se trata de una familia— y se pueden empezar a detectar posibles problemas técnicos a solucionar. Mientras, en el estudio se acaba de testar y afinar el diseño de las formas y, con el feedback del cliente, se pasa a la fase de producción final.

Las fases se determinan con cada encargo, según. No siempre sigo una misma pauta. Intento que cada proyecto responda al encargo, de manera personalizada.

Tipografía y tendencias

B: ¿Cuál es actualmente la tendencia?

A: Todavía están de moda los tipos que imitan lo manual (tipos caligráficos o «script» y tipos muy basados en la rotulación). Solo hay que ver cuales son las novedades en MyFonts.

Si hablamos de la tendencia, a largo término, creo que va a haber un retorno a los ochenta, en lo que se refiere a los tipos display, y un retorno a los tipos romanos clásicos para los textos.

En una tendencia más general y que ya se inició hace unos años es el creciente interés por los tipos multiescritura, algo en lo que me he ido especializando en estos últimos años.

B: Querido Andreu, un placer siempre charlar contigo. Una última cuestión: ¿Cuál es la letra más bonita?

A: Pues… aquella que más te emocione. 

 
 


Etiquetas: , , ,
0 Comments Leave a reply

    Leave a comment

    Your comment(click button to send)

    Share

    This is a unique website which will require a more modern browser to work!

    Please upgrade today!