Menu

Diseño para Il Viaggio a Reims, de Rossini

News

Diseño para Il Viaggio a Reims, de Rossini

Diseño para Il Viaggio a Reims, de Rossini

Il viaggio a Reims, la última ópera de Rossini en italiano, fue un encargo para conmemorar la coronación del rey francés Carlos X en Reims en 1825. Aclamada como una de las mejores composiciones de Rossini, es al mismo tiempo, compleja y exigente.

 

En ella Rossini hace coincidir a viajeros de distintas nacionalidades que se dirigen a Reims para asistir a la solemne coronación del nuevo rey de Francia. Una serie de vicisitudes provocan, para hilaridad de la obra, que los pintorescos personajes no puedan finalmente iniciar el esperado viaje, de modo que la propietaria del peculiar albergue ‘La Azucena de oro’: Madama Cortese, se ocupará de que todos los clientes sean atendidos con la máxima atención, improvisando un gran banquete que se costea con todos los fondos reunidos para el viaje y el brindis de cada uno de los invitados según la particular costumbre de cada país. La falta de transporte les deja anclados en el lugar donde acabarán mostrándose tal como son, vacíos y enredados en sus obsesiones, celos y misterios.

 

Les Arts conmemora el natalicio de Gioachino Rossini, el 29 de febrero, con esta obra, una auténtica celebración del virtuosismo vocal que encumbró al prolífico artista. Acompañado de destacadas voces rossinianas, como Mariangela Sicilia (Corinna); Marina Viotti (La Marchesa Melibea); Albina Shagimuratova (La Contessa di Folleville); Ruth Iniesta (Madama Cortese); Ruzil Gatin (Il Cavaliere Belfiore); Sergey Romanovsky (Il Conte di Libenskof); Adrian Sâmpetrean (Lord Sidney); Misha Kiria (Don Profondo) y Fabio Capitanucci (Il Barone di Trombonok) que serán guiados bajo la dirección de Francesco Lanzillotta y representados con una deseada y renovadora puesta en escena a cargo de Damiano Michieletto.

 

Esta sátira se ve reflejada en el mismo con el planteamiento gráfico de la obra, llevado a cabo por el estudio Nociones Unidas, donde se representa, de forma simbólica, las siluetas de los aristócratas sujetando una enorme corona. Cada personaje constituye un estereotipo de las naciones de la decadente Europa de la época, en una referencia simbólica al programa político de Carlos X, que tenía la intención de pacificar el mundo mediante la unión de las distintas monarquías europeas, tras el paréntesis imperial de Napoleón. Esta representación, concebida como una oportunidad para homenajear al nuevo rey, Carlos X, sirvió a su vez para mostrar el ridículo de quienes lo adoraban, bajo la sombra de la corona.

 

El conjunto, ligero y fresco, llena de ironía en los pequeños matices y contrastes, iluminan una obra que cuestiona también un presente social marcado por los celos, misterios y obsesiones.

 

También te puede interesar: Diseño del cartel para la ópera “Elektra” y “Les Mamelles de tirésias”

 

0 Comments Leave a reply

    Leave a comment

    Your comment(click button to send)

    Share

    This is a unique website which will require a more modern browser to work!

    Please upgrade today!